Música Navideña en Latinoamérica:

Volver al blog

Música Navideña en Latinoamérica:

Compartir artículo en:

La Navidad es la época perfecta para la tradición, el reencuentro, el perdón, los viajes,  la comida, las fiestas y sobre todo para la música; esta juega un papel muy importante, tanto así que existe un género y un sinfín de producciones dedicadas a esta celebración.

 

Al momento de pensar en un artículo sobre la relación entre la música y la Navidad, nuestra primera impresión fue que, en Venezuela, nuestro país, la música navideña abarca muchos géneros más allá del villancico; por lo que nos preguntamos:

 

 

Si en Venezuela la música de esta época es tan variada, ¿En otros países latinoamericanos también lo es?

 

 

La cual vamos a responder a través de este artículo. ¡Comencemos!

 

El Villancico:

 

Antes de explicar cualquier otro tipo de música que se escucha tradicionalmente en esta época, necesitamos conocer al villancico, el género de la Navidad por excelencia, y cómo estas canciones llegan a Latinoamérica.

 

Originado en el siglo XVIII, el villancico fue un género musical de singular importancia en la España del siglo XV y el siglo XVI, época en la que también evolucionaban las acepciones del villancico como los carols ingleses, los Weihnachtslieder alemanes y los noëls franceses.

 

Su nombre deriva de los villanos, habitantes de las villas o medios rurales, y en sus inicios fue una forma poética española que hablaba de los hechos que ocurrían en estos lugares; hasta que, luego de muchas transformaciones, en el siglo XIX quedan como cantos que aluden exclusivamente a la Navidad.

 

¿Cómo llega el villancico a Latinoamérica?:

 

La llegada de los españoles a América trajo consigo repertorios hispánicos y diversos géneros poético-musicales, entre los cuales el villancico ocupó una posición preponderante y evolucionó en las colonias a través de las modificaciones realizadas por el clero. Las mismas consistían en la sustitución de términos populares por los religiosos para amenizar las fiestas litúrgicas, especialmente las navideñas, con el fin de facilitar también la evangelización. En un principio conservó la temática religiosa del villancico español, pero con el tiempo se asoció con las formas más heterogéneas que van desde la canción infantil y el romance tradicional a canciones o danzas indígenas, de esclavos y criollas.

 

Gracias a este hecho, el villancico navideño en Latinoamérica tiene formas muy variada y se escuchan en esta época junto con otros géneros navideños que van desde los temas más religioso a los más paganos. Por eso aquí consideraremos algunas de las tradiciones musicales navideñas más destacadas según su país:

 

  • México:

 

 

Además de los villancicos creados y adaptados a la cultura del país, el canto más entrañable de la Navidad mexicana es el utilizado para pedir y dar posada. Esta es una tradición en la que durante nueve noches antes de Navidad un grupo de personas camina de casa en casa cantando estos versos, combinándolos con villancicos pastoriles o dedicados al Niño Dios:

 

 

 

 

  • Centroamérica:

 

 

El villancico centroamericano de países como República Dominicana, Cuba o Puerto Rico está íntimamente asociado al cancionero infantil, por lo que comparte características con los romances, las canciones de cuna o las canciones de juegos infantiles, haciendo al villancico centroamericano algo casi exclusivo de los niños.

 

 

Sin embargo la música navideña en esta zona está ampliamente representada con otros géneros como los aguinaldos y la música de parranda en Puerto Rico o el merengue en República Dominicana.

 

 

 

 

  • Bolivia, Perú y Ecuador:

 

 

El villancico de estos países se combina con los géneros nativos donde se adaptaron melodías autóctonas a textos religiosos o melodías hispánicas a textos indígenas. Estos villancicos hispano-andinos se fueron propiciando durante la época colonial gracias a los misioneros y los mestizos, por lo que podemos encontrar las adoraciones de Chuquisaca  en Bolivia o los villancicos Quechua de Ecuador y Perú.

 

 

 

 

  • Venezuela:

 

Y no podía faltar la mención a nuestro país, el cual posee una variedad tan grande de música navideña que incluso es difícil de clasificar.

 

A pesar de este, según la compositora Isabel Aretz, se puede hablar de la siguiente división: los villancicos venezolanos que pertenecen al grupo de melodías tradicionales hispánicas, cantos varios de pascua, los aguinaldos que están ligados a ciertos géneros venezolanos criollos y la música popular en la que podemos incluir la parranda navideña como música de alegría, entusiasmo y optimismo, y las Gaitas una diversidad de formas musicales pertenecientes a distintas regiones y se diferencias por su estructura, instrumentos y motivación.

 

 

 

 

Sabiendo todo esto podemos concluir que la música es una muestra más del sincretismo latinoamericano, que la riqueza de nuestra cultura se refleja en cualquier ámbito incluso en la Navidad, un festejo que llegó desde el mismo punto para luego dividirse en un sinfín de tradiciones distintas. Además, también nos enseña que la música no tiene límites y siempre hay algo nuevo que aprender, escuchar y experimentar.

 

 

Y tú. ¿Conoces algún otro tipo de música navideña en Latinoamérica?

Deja tus comentarios

Inicia sesión o Regístrate para porder comentar este artículo.

No hay comentarios para este artículo.