La musicoterapia y sus beneficios para la salud

Volver al blog

La musicoterapia y sus beneficios para la salud

Compartir artículo en:

Seguramente en algún momento has leído o escuchado sobre la musicoterapia y sus beneficios en la salud pero no te queda muy claro el significado de la palabra musicoterapia. Aunque bien es fácil deducir su significado, al unir música y terapia, puedes intuir que es una terapia con música.

Particularmente me parece que suena divertido e interesante. La música tiene este efecto relajante, que nos ayuda a sentirnos mejor, bien sea porque escuchamos algún estilo suave o porque los ritmos muy movidos o rápidos nos ayudan a descargar el estrés cuando bailamos.

Sin embargo, tanto el término como la práctica van más allá de su significado obvio, y en esta pequeña entrega, te voy a comentar un poco sobre qué es la musicoterapia y sus beneficios en la salud.

En este post encontrarás:

¿Qué es la musicoterapia?

¿En qué consiste?

Educación musical y musicoterapia

Elementos de la música en la terapia

Beneficios de la musicoterapia en la salud de las personas

¿Qué es la musicoterapia?

Sin ir muy lejos, la musicoterapia es una práctica que se vale de la música para mejorar la salud y el bienestar de un paciente. El fin de esta terapia es de estimular la mente del paciente, ya que es el núcleo de todas nuestras operaciones, y es donde nuestras emociones, sentimientos y pensamientos se crean.

Ya que la música es una experiencia sensorial que nos afecta a todos de distinta forma, la musicoterapia ayuda a estimular distintas áreas del cerebro y es bastante beneficiosa a nivel mental, emocional, físico y cognitivo.

Es por esto, que recomiendan la musicoterapia para lidiar con enfermedades que afectan el estado de ánimo, o la cognición por ejemplo. Esta terapia ayuda a mejorar las respuestas sensoriales ante distintos estímulos; ayuda a la movilidad del paciente, su coordinación y equilibrio. Dentro de la parte mental, la terapia ayuda los aspectos cognitivos como la memoria, la imaginación, la atención o el aprendizaje; ayuda a controlar las emociones y la inteligencia emocional.

¿En qué consiste?

Las sesiones de musicoterapia consisten en tres etapas dentro de su proceso: una primera etapa de diagnóstico, tratamiento y evaluación.

El diagnóstico consiste en revisar en primer lugar, cuáles son las características y necesidades del paciente. De esa forma, se puede crear un perfil y un programa para hacer el tratamiento necesario durante la terapia. La idea en este punto es de recabar toda la información necesaria para el tratamiento y poder revisar las mejorías al final.

La etapa del tratamiento, consiste en llevar a cabo de acuerdo al diagnóstico las estrategias que harán que los objetivos de la terapia se cumplan, con el fin de mejorar la calidad de vida del paciente. Las distintas actividades que se realizan dentro del tratamiento, llevan al paciente a vivir cuatro tipos de experiencia distintas: improvisación, re-creación, composición y escucha.

Estas experiencias buscan que el paciente se involucre tanto como pueda en distintos escenarios musicales, no sólo que sea un receptor de música. La última etapa de la terapia se trata de la evaluación, donde básicamente se miden los resultados del tratamiento para notar las mejorías en el paciente.

Educación musical y musicoterapia

Una de las grandes confusiones relacionadas a la musicoterapia, es el hecho de que algunas personas creen que esta práctica está implícita en la educación musical. En realidad, aunque la educación musical en algunos ámbitos ayuda a desarrollar métodos de enseñanza musical, el fin de la musicoterapia está más relacionado a la psicología y medicina no convencional que a la educación.

La principal diferencia entre la educación musical y la musicoterapia se basa en que la educación musical usa a la música como un fin y la musicoterapia, la usa como un medio para conseguir un fin determinado dentro de la terapia.

Además de esto, la educación musical sigue los lineamientos propios de otros tipos de educación; la relación profesor-alumno, la medición periódica de los avances del alumno, la preparación de las clases, etc.

Elementos de la música en la musicoterapia

Los elementos de la música en la musicoterapia son variados y tienen distintos fines dentro de la terapia. La música es percibida de distintas formas por cada ser humano, es importante entender que los ritmos preferidos por una persona, definen además parte de su ser y a la vez, parte de su cultura.

Aquellos elementos de la música que son parte de la musicoterapia son: tiempo, ritmo, armonía, tonalidad, altura, intensidad e instrumentación.

Con respecto a los tiempos y ritmos, se diferencian los lentos que ayudan a la serenidad, calma, ternura y sentimentalismo. En cambio, los rápidos ayudan a la activación motriz y aunque pueden generar situaciones de estrés, ayudan a exteriorizar sentimientos.

Cuando la armonía está compuesta de acordes consonantes, hay una sensación de equilibrio, reposo y alegría; por el contrario, cuando los acordes son disonantes, se experimenta una sensación de inquietud, ansiedad y preocupación.

Para la tonalidad se buscan modos mayores, ya que suelen llevarnos hacia sentimientos más positivos que los menores. Con la altura en cambio, se prefieren notas un poco más neutras que no causen nerviosismo (como las agudas) ni pesimismo (como las graves).

La intensidad de la música es también considerada, ya que sin importar el ritmo, tiempo o armonía con la que esté compuesta la obra, si la intensidad es muy grande, puede ocasionar también un choque que va a llevar a la persona hacia un estado negativo.

Por último, la instrumentación tiene efectos distintos en la persona dependiendo del tipo de instrumento que se utilice. Si por un lado se usan instrumentos de percusión, la sensación va a ser más incitadora a la acción que aquellos instrumentos de cuerda, ya que de alguna forma provocan sentimientos más penetrantes. Los instrumentos de viento suelen evocar sentimientos de alegría o majestuosidad.

Beneficios de la musicoterapia en la salud de las personas

Muchos ya saben que la música es altamente beneficiosa para el cerebro, nos ayuda a realizar acciones cotidianas de forma más armoniosa y además, ayuda con nuestro estado de ánimo. Además de esto, la música está en todos lados, todos tenemos un estilo musical que nos ayuda a definirnos y nos acompaña a lo largo de nuestra vida.

La musicoterapia es bastante beneficiosa para el organismo, ya que es un tipo de terapia no invasiva, además de eso, es una terapia que ayuda a las personas en distintos aspectos de su vida.

Si consideramos que la música ayuda a nuestra concentración, entonces hacer sesiones de musicoterapia puede ayudarnos a potenciar nuestras habilidades mentales. De la misma forma, escuchar un tipo de música u otro, de alguna forma sincroniza a nuestro cerebro y nos ayuda a ser más o menos eficientes.

Otra de las grandes ventajas que va a tener una terapia con música es que nuestras habilidades sociales son también potenciadas.

Al fin y al cabo, la música es una herramienta de expresión y es un arte.

---

Betania Dávila (@dtaniab)
CMO
Profesora de Idiomas en la Universidad de Los Andes, grad-student de Lingüística con miras a la Traductología, merideña de nacimiento y Tuitera de corazón. 

 

 

 

Deja tus comentarios

Inicia sesión o Regístrate para porder comentar este artículo.

No hay comentarios para este artículo.